Los Sinrostro

   “(…) Hace ahora seis meses que me ha ocurrido una cosa nueva y tremenda. Había ido a Dresde, atraído por la fama de un maestro pintor aficionado a pintar los sueños. Quería de él un retrato, sintiéndome yo mismo el sueño de un hombre. Él me miró con pupilas punzantes, no quiso retratarme, incluso dijo que ya lo había hecho, años atrás, sin ni siquiera conocerme. Después me mostró una tela, de un viajero en una altísima duna, que contempla a sus pies un mar de nubes y niebla. Ahora bien, la peculiaridad del cuadro era que el personaje daba la espalda al espectador, un auténtico Sinrostro, un Sinnombre idéntico a mí… Turbado, le abandoné para dirigirme al teatro y distraerme de mi invalidez. (…)”

De “El ladrón de recuerdos”, relato de El hombre invadido, de Gesualdo Bufalino

Caspar David Friedrich, "El caminante sobre el mar de nubes" (1817-1818)

Anuncios

~ por juannicho en junio 25, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: