Ovidio, poeta y mártir

   “Hasta la época del principado no llegó a proponer Roma, es decir, algunos poetas de Roma, que se adoptara el amor “político”, pedagógico, en principio igualitario, de los erastas por los paides (de los adultos por los pueri). Primero trasladaron esta forma de amor a las mujeres venales y luego a las concubinas. Por último, a las patricias. El mártir de esta metamorfosis fue el caballero Publio Ovidio Nasón. Ovidio es el primer romano que piensa que la voluptas es recíproca y que es preciso dominar el deseo masculino a fin de anticipar impúdicamente (para un romano el sentimiento es un impudor, y la voluntad de ponerse en el lugar de otro status, una locura) el placer de la matrona: Odi concubitus qui non utrumque  resoluunt (Detesto esos abrazos en los que ninguno se entrega). Ovidio, empleando el mismo término officium que había usado el cónsul Haterio, agrega: Officium faciat nulla puella mihi (No quiero ningún servicio de una mujer). Inmediatamente después de la publicación del Ars amatoria, Augusto relegó al caballero Ovidio a los “confines del mundo”, a Tomis, a orillas del Danubio. Tiberio confirmó esta relegación. La muerte sorprendió a Ovidio en el año 17.”

De El sexo y el espanto, Pascal Quignard

Anuncios

~ por juannicho en junio 27, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: