Billy Childish y el calor

   [Hace tanto calor que me cuesta pensar con claridad. Metamorfosis, escribí la última vez. Desde entonces esa palabra se me aparece como el elemento discordante de cada fotograma de mis días. Se transformaba en ese pequeño poema de Billy Childish que tanto me impactó cuando lo leí porque explica tantas cosas y provoca tantas otras… Si estuviera de mejor humor, escribiría su poema sin más, pero este calor de fin de mundo, esta sensación de asfixia que no me abandona, esta crujiente certeza de que cada palabra o gesto que creamos genera un nuevo infierno irreversible… todo eso me hace pensar que si repetimos trece veces este poema mirando al sol poniente veremos por fin surgir de las aguas los jinetes con sus siete sellos y sus “os advertimos” que ya nadie querrá oír… El calor, el calor. Algún día llegaremos a tiempo. Esto decía Billy Childish:]

 

          metamorfosis

nacemos

víctimas

nos hacemos

cómplices

y morimos

verdugos

 

   [Dime ahora que no hace calor… Y no te limpies la sangre en mi espalda. Siempre he recordado este poema con una mezcla de inquietud y de esperanza por no haber llegado todavía a ese punto. Pero se me hace difícil creerlo y no verme abocado a una expiación minuciosa. A nuestro alrededor pasan las procesiones de nuestros errores tocando una campanilla pesadísima y oxidada.]

Anuncios

~ por juannicho en julio 8, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: