Me da a mí que nadie recuerda ya a Edmundo de Ory

Carlos Edmundo de Ory

   [Es un título absurdo y gratuito, porque supongo que lo recuerdará quien lo tenga que recordar pero es que, sea como sea, me invade al pensar en este poeta recién finiquitado, la idea de que a nadie le ha importado mucho su muerte, lo que es lo mismo que decir que no ha importado la vida misma… De hecho me da rabia haberme enterado tan tarde de su muerte, como si los que tenían que haberme avisado no lo hubieran hecho. Por supuesto esto es culpa mía, pero… no del todo. Es que no logro entender que, atendiendo como creo haberlo hecho medianamente a los canales informativos habituales desde hace 2 meses, no me haya llegado señal alguna de esta muerte.  Porque sí, hoy hace 2 meses exactos que se murió este hombre que se definía a sí mismo como “solipsista, apátrida y rabiosamente hereje”. Y me cuesta creer que todo lo que ha ocurrido, incluso en el área cultural, haya sido más importante que la desaparición de este hombre.

   “Sólo lo extraño me es familiar”, decía. Y como debía aparecer como un ser algo extraño para el mundo el mundo lo ignoró, aunque los que vivimos eternamente familiarizados con lo extraño lo recordemos para siempre. No hablaré de su vida, de su postismo y de los aconteceres de su historia que, por otra parte, desconozco por completo. Me limitaré a plantar una camada de sus poemas en este segundo aniversario mensual de su muerte.

   Hace muchos muchos años me hice con un libro de segunda mano de un autor que desconocía. Era Carlos Edmundo de Ory. El volumen era de la colección Alfar de poesía de la Editora Nacional de Madrid y estaba fechado en 1976, por lo que pude ver tras ser arrebatado de inmediato por el título global del libro (Lee sin temor). Estaba compuesto por los trozos: Agni, Lee sin temor, Los poemas de Karl Borromaus y Silencio. En la portada aparecía un cuadro de Rembrandt con un tipo leyendo un libro entre sombras.  Y estos son algunos de los poemas suyos que más me gustaron, empezando por uno que, según pude leer encantado, lo escribió el mismísimo día mes y año en que nací yo. Empiezo por ese, que bibliománticamente hablando, es de lo más significativo.]

 

          NO SABER HACER SUFRIR

No saber hacer sufrir

¿Por qué el hombre olvida esto?

Es la cualidad más profunda

del ser humano y que falta

No saber hacer sufrir

            (Amiens, 23 de agosto de 1970)

 

 

           MANILUVIO

Maníaco admirable y aplicado

El trabajo (magia)

                                      de escribir

Escribir a mandíbula batiente

La magia (trabajo)

                                     del poeta

Héroe de la palabra

Idea fija armonizada

Esconde tus facultades como úlceras

Hermetismo de las metáforas

Discurso turbulento y árido

para gentes no sutiles

Ni sutiles ni suaves

                                      Las gentes que

ignoran el poder euménico

o su antífrasis la voluntad

del poeta maníaco

                                    de su destino

Soy un Anankiâtre

                                    médico de mis manos

bañándolas en yodo y nitro

El sudor de la labor

                                        Logros

con la ayuda de la saliva benéfica

Chupo mis dos manos métricas.

 

 

          ALTERACIONES DE LAS CORRIENTES

Silencio mental

                                ¿es posible?

Es un agua lustral

Es un cambio de conciencia

La mancha de tu ropa no la laves

             Cambia de ropa

Esfuerzos no hagas

                                           o haz esfuerzos

Son dos maneras de alcanzar

El pensamiento viene de fuera

           Ondas de pensamiento

           Semillas de pensamiento

           Formas de pensamiento

que vienen de planos de conciencia

                                                     diferentes

El poeta obra en la angustia

Lo que yo llamo misterio y tormento

            Es lo que tiene que decir

            Lo único que tiene que decir

            Y es la palabra inevitable

             El ritmo auténtico

La inspiración directa viene del silencio

Aquí no acaba este poema

 

 

           PARAPOESÍA

Ponte un vestido que no existe

Siéntate en una silla que no existe

Lee un libro que no existe

Besa a una mujer que no existe

 

 

      OVIDIANA

Soy un herido que comprende el mundo

Soy una flor mortal un dios un dios

La tristeza rotunda me da su mano franca

Y mi alma es una bella caracola

 

 

            FILADIZ

¡Vendrán tiempos! Vendrán los nuevos tálamos

Pero no serán éstos de la estepa

Tal vez yo que canté antaño homófono

vuelva a cantar hogaño áfono

Más tierno más dulce más antiguo

¡no lo seré! Rumiando sones inaudibles

registro mis mentales melodías

Y medito cargado de tintines de tiempos

idos y venideros

Y envuelto con el manto del amante

algún día algo por fin seda será

No te atormentes más capullo roto

 

Y que todo lector me lea sin temor

 

 

               “LOS POEMAS DE KARL BORROMÄUS”

   El título de este libro no tiene nada de extraño.

   Karl Borromäus. Aunque invita a pensar en un poeta alemán, para mí no es más que un fonemoplasma. Fue originado por un hecho mnemotécnico.

   Lospoemasdekarlborromäus soy yo.

   O, si se quiere, yo-soy-un-poeta-alemán-desconocido.

   Pero no existe ficción alguna en el título.

   Un cierto lenguaje no puede ser acarreado por traducción o versión.

   A pesar del fonema y en virtud de su ideoplasma, escribiendo este libro me he sentido identificado con Karl Borromäus.

 

   Leyendo una vez TRAUM UND UMNACHTUNG y otros poemas de Georg Trakl, encontré uno dedicado:

                  An Karl Borromäus Heinrich

   Sancti Cároli. Recordé entonces mi propio santo, celebrado por la iglesia el 4 de noviembre: Carlos Borromeo.

   La verdad es que me impresionó sobremanera ver mi nombre de pila en la pluma de un poeta tan querido por mí.

   Todo porque de pequeño mi famia solía llamarme Carlos Borromeo.

 

 

Las estrellas están enfermas

porque Dios se calla

Los pájaros se han vuelto locos

porque Jesús ha muerto

Los niños no quieren juguetes

porque la Virgen está coja

La lluvia ya no llora más

porque no hay ángeles no hay ángeles

Ya nadie canta en la tierra

porque el mundo perdió sus jardines

El hombre dentro de la mujer

está ciego está ciego

 

 

            NUNCA

Nunca me creo culpable

Nunca siento vergüenza

Nunca busco protección

Nunca llevo corbata

Nunca bajo los ojos

Nunca cierro la puerta

Nunca tengo reloj

Nunca negocio vida

Nunca trabajo mucho

Nunca amo torcido

Nunca sueño barato

 

 

                APOCALIPSIS

He visto ángeles ardiendo

          Yo he visto ángeles en el infierno

                     He visto ángeles locos

Yo he visto el tormento de los ángeles

 

 

Sufridores que gritan en el desierto

nihilistas videntes de mundos lejanos

estudiosos del vicio y de la santidad

Yo paso las noches escribo poemas y cartas

Uno aprende a olvidarse de dormir

 

 

           ME HA DICHO KAFKA

Me ha dicho Kafka:

-Con una hermosa herida vine al mundo,

ese era todo mi bagaje.

 

 

      ANASTOMOSIS

Azufre y viento

Sufro y miento

sufrimiento

Que me acuesto y me levanto

Sufro frío sufro tanto

          subsufrir

Subsecretario secreto del dolor

          ¿dónde ir?

          ¿dónde morir?

Enterrado en el vacío de un tambor

 

 

¿Cómo poder dormir si en la noche me acuerdo

de los poetas que leí alguna vez atónito

de lo que iban diciendo que ya no quise más

repetir la lectura incrustada en mí mismo

como metales nobles en la memoria ennoblecida?

¿Cómo dormir aunque quisiera yo dormir

y descansar del día pesado de hombres muertos

que nada ven que nada oyen insensibles

y en la noche penetran sin respeto?

Jamás a esos estultos parásitos sin ojos

ojos dignos de un rostro flameante

sin atención sin sonrisa sin ternura

robaría sus sueños paralíticos

Pues prefiero mis noches repitiendo

versos de Rilke de Ungaretti de Blok

de Walt Whitman de Eliot de Vallejo

de Dylan Thomas de Pessoa de Artaud

 

 

Cuando veo todo lo que hacen los árboles

Todo lo que hacen los árboles con ser árboles

Y cuando veo a los hombres no hacer nada

por ser más por ser santos por ser

Santos serán los árboles lo creo

y falsos árboles sólo nosotros

Vómito es nuestra vida al despertar

de pobres sueños malos corrompidos

¡Qué horribles somos en el inmenso polvo!

¿Y qué hacer con la cabeza de uno?

 

 

               POEMAS INTERMINABLES

El que camina honor a sus sandalias

 

 

¿En dónde está ahora quien más me amó en el mundo?

 

 

¿No te sientes extraño en este mundo?

 

 

Humanos son los pájaros también

 

 

Miro el pelo del mar y llorosiento

de tal manera y permanente

que es mi espíritu enorme golondrina

y es mi cabello seda urgente

 

 

Que mi espíritu enorme golondrina

siempre junto a la lámpara

carnívoro de amor y ojo desnudo

mi corazón

en otro tiempo un éxtasis

un pétalo minúsculo

un fósil ya después

 

 

Cabeza de árbol triste mira fuera

con tos de tiempo y de demonio

flotante zorro azul mira furioso

hacia la solitaria y fría tierra

 

De Lee sin temor (1976), Carlos Edmundo de Ory

Anuncios

~ por juannicho en enero 11, 2011.

Una respuesta to “Me da a mí que nadie recuerda ya a Edmundo de Ory”

  1. Bueno, me alegra saber qué alguien se ha visto tan chocado por no saber nada de su muerte cómo yo, sólo que yo me acabo de enterar hoy, casi 5 meses después. En todo caso, yo sí lo recuerdo. Te dejo mi preferido:

    UN VERSO MÁS

    Un verso más Dios mío y otro día
    y un paso más y un llanto más si cabe
    Pues que al verme vivir tan poco grave
    digáis que es porque vivo todavía

    Pensar qué es esa cosa la alegría
    que se me va del alma como un ave
    que me deja una pluma y no lo sabe
    y alimenta de alpiste mi agonía

    Solo en mi cuarto me voy viendo viejo
    en la mentida risa ante el espejo
    o en el beber o en el dejar el vaso

    Pero cada mañana como todos
    vuelvo del sueño donde estoy de codos
    y un verso más y un día más y un paso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: