21# pv 21/1/11

   ¿Por qué son unas cinco personas concretas las que mueren en el accidente de un puente que cae y no otras cinco de las miles de personas que diariamente atraviesan ese puente? ¿Por qué unas personas concretas y no otras? ¿Existía una necesidad oculta de que se realizara el destino final de unas personas determinadas? Muchas veces me he preguntado eso, porque siempre he querido saber si en el fondo de nuestras confusas realidades se enroscaba un sentido que buscara, del modo que fuese, realizarse, llegar a materializar una necesidad de encarnación concreta y no otra… Hay un libro que habla de esto de una manera novelada y, en estos días en que voy terminando de leer libros que había empezado hace tiempo, le llegó su momento, su destino final de libro leído a esta historia concreta y no a otra. El puente de San Luis Rey, de Thornton Wilder. Y al acabarla me doy cuenta de que había una tercera posibilidad en toda esta historia. Más allá del azar más nihilista y gratuito, por una parte, y de un Dios creador con su agenda oculta y minuciosa, por otra… más allá de estos dos puntos podía haber otra maravillosa, extrañísima y particular realidad y, poco a poco, me voy dando cuenta de ello…

Anuncios

~ por juannicho en enero 22, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: