31# pv 31/1/11

   Puede que haya un poema o unos versos para cada época o momento de la vida. Puede que a cada instante de vida le correspondan unos versos determinados, y eso es invariable. Lo que es posible que cambie es la forma en que uno los lea: con una sonrisa o con los dientes apretados. En realidad, aunque parezca difícil de creer, lo cierto es que la palabra escrita a veces es un alivio.

“¿Por qué abandonaste las sendas holladas por el hombre y,

prematuramente, con escasas fuerzas pero con ánimo valeroso, osaste

enfrentarte al dragón indómito en su guarida?

 

Indefenso como estabas, ¡ay!, ¿dónde se ocultaba la sensatez, ese escudo espejado…?”

 

Percy Bysse Shelley, Adonais

 

Anuncios

~ por juannicho en febrero 1, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: