Mínima precognición kármica en los transportes públicos (53# pv 22/2/11)

   Si tienes presente en tu vida el pensamiento kármico de las cosas, decirle a una persona que te pide ayuda: “No es mi problema”… no parece la mejor idea.

   *     *     *

   Extraño. A primera hora, mientras esperaba el bus pensé: si me diera cuenta de que no llevo dinero encima, ¿bastaría con que le dijera al conductor que tengo que ir a currar y que haga la vista gorda? ¿Funcionaría? ¿Comprensión proletaria? Un minuto después, ya en mi asiento,  -todo pasa muy rápido- veo que sube una chica con una cara rara que me hace pensar “¿De dónde será; con esas coletas y esas gafas y esa piel oscura podría ser tunecina, ¡e incluso libia!” No me da tiempo a intervenir cuando veo que el conductor le abre la puerta y la hace bajar tras decirle secamente: “no es mi problema”. Me doy cuenta de que ella ha mirado a todas partes entre asustada y confundida al subir, que quizá dudó si colarse o no, que quizá desistió al notar mi mirada inquisitiva (yo estaba en el primer asiento y sí, la miraba, pero por otros motivos), que le dijo al busero algo que no oí muy bien acabado en la palabra “trabajar”, que bajó entristecida murmurando decepcionada “bueno, bueno”… En fin. Si no hubiera estado tan lento en mi cadena de pensamientos de primera hora de la mañana, podría haberle pagado el billete o algo así. No me dio tiempo a atar todos los cabos del suceso, pensaba muy lento aún. Me dio pena y pensé en eso del karma y en que el conductor era un tipo joven -casi tanto como la chica-, que si le pasara lo mismo al conductor, a él le costaría entender a los humanos y despotricaría contra ellos, que cómo puede ser tan difícil que alguien se ponga en la piel de otro, etc… Pero lo extraño viene de cuando tantas horas después pienso en esta historia y me doy cuenta de que yo no necesito dinero para pagar el bus porque mi tarjeta me deja pasar gratis, así que no podía encontrarme con ese problema a menos que no fuera una concatenación complicada de situaciones… ¿Quería decir eso que apliqué sin darme cuenta esa precognición que los científicos están descubriendo ahora tenemos todos hacia los sucesos o imágenes que nos acaecerán en los minutos inmediatos? ¿Vi en alguna parte de mis neuronas lo que acto seguido iba a ocurrir ante mis ojos? Es muy, pero que muy posible.

Harvey Cushing drawing brain

Anuncios

~ por juannicho en febrero 23, 2011.

Una respuesta to “Mínima precognición kármica en los transportes públicos (53# pv 22/2/11)”

  1. Nah! Coincidencia.
    Pero muy bonito el texto, nen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: