Caras (XVI)

 

Fotografía: Biel Moreno

 

   Y aún así, al principio todo está tranquilo. En la estación los trenes son trenes; los andenes, pequeños desfiladeros para abrazar a los hierros soñolientos, y el humo un esparcido bostezo de ectoplasmas ferroviarios. Y un pitido que nadie sabe de dónde viene provoca el primer susto. El miedo es un pequeño animal en las manos del recuerdo. El tiempo lo transforma en terror, en una fiera febril y nerviosa. Pero no era eso, no era eso y nunca fue eso: siempre fue un cachorro, un pequeño susto, un silbato y un tren saludando a la mañana desde el bostezo de un túnel.

 

Anuncios

~ por juannicho en abril 5, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: