Caronte (II): Rescate en Estigia

 

   “Ya me daba a mí mismo por perdido cuando un golpe de remo sonó a mis espaldas. Vestido con una clámide sin túnica, casi un harapo muy limpio, Caronte me extendió una mano de huesos sarmentosos y no supe si fue para ayudarme a subir o para exigir el precio del pasaje. Por suerte, aún guardaba la pieza de cinco francos que me lanzaron en el huerto de las coliflores. Caronte es un fantasma matemático que tiene la edad del universo, unos veinte mil millones de años, pero por más que quise verle el rostro no pude, pues como hizo Dios con Moisés sólo me mostraba una espalda que no era de carne, sino de topacio ahumado salpicado con pétalos de rosas fétidas. Mientras más me separaba la barca de la ciénaga, más azules se tornaban las aguas, en gradaciones que iban del Prusia al turquesa abarcando toda la gama de pigmentos de Patinir. ”

De Toilette, Manuel Pereira, Ed. Anagrama, 1993

 

 

Anuncios

~ por juannicho en junio 7, 2012.

Una respuesta to “Caronte (II): Rescate en Estigia”

  1. Que pagui pujol :
    http://www.antorcha.net/biblioteca_virtual/literatura/muertos/22.html

    CARONTE.- Maldito, págame el importe del pasaje.

    MENIPO.- Grita, Caronte, grita, si te place.

    CARONTE.- Págame ya de una vez lo que me debes por haber viajado en mi barca.

    MENIPO.- No podrás recibir de quien nada tiene.

    CARONTE.- Pero, ¿puede haber alguien que no tenga ni un óbolo?

    MENIPO.- Ignoro si existe alguien más. Pero yo, desde luego, no tengo nada.

    CARONTE.- Pues, por Plutón, que te estrangularé si no me pagas.

    MENIPO.- Y yo te golpearé con mi bastón con tal fuerza, que te partiré el cráneo.

    CARONTE.- Pero, ¿será posible que no cobre después de un trayecto tan largo?

    CARONTE.- No escaparás.

    MENIPO.- Pues, si es lo que quieres, pon la barca en tierra y espera sentado, que, ¿cómo vas a recibir lo que no tengo?

    CARONTE.- Pero, ¿tú no sabías que había que traer un óbolo?

    MENIPO.- Sí que lo sabía; pero no tenía. ¿Acaso por eso no debía morirme?

    “Diálogo de los muertos” , Luciano de Samosata, dialogo 22.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: