Fórmense los fantasmas de César Aira

 

   “Al bajar la vista, con los ojos deslumbrados por haber estado mirando directamente el sol, le pareció ver unas sombras con forma humana que se introducían volando desde el vacío al sexto piso, justo debajo de sus pies. ¿Quiénes podían ser? Su inquietud se transformó naturalmente en curiosidad, y no vio motivo para reprimirla. De modo que volvió a bordear la pileta, ahora por el otro lado y más de prisa, rumbo a la escalera. Para ello debió pasar frente a los otros, que conversaban ruidosamente, pero nadie la vio. Bajó por la escalera. El sexto piso estaba desierto; no obstante lo cual, lo encontró distinto. En unos minutos, o en media hora, desde que había subido con Inés, la configuración de la luz había cambiado. Hacia el frente las sombras se adensaban; desde el fondo, por los pasillos, venía una intensa luz amarilla. El silencio era perfecto, acentuado por el rumor de las conversaciones y risas arriba, tan cerca. Del lado de la luz, paradójicamente, era de donde venía una insinuación de temor, de lo desconocido.

 

 

   (…) Absorta, se había acercado demasiado al borde, mirando a los fantasmas; al darse cuenta dio un paso atrás. Los observó en la media luz, aunque estaban un poco demasiado altos respecto de su línea de visión como para estudiarlos en detalle. Pudo comprobar que eran los mismos de siempre; lo que había cambiado era la luz: nunca los había visto tan tarde en verano. Esa irrealidad tan chocante en ellos, y tan tranquilizadora, producto de la luz excesiva de la siesta en la que aparecían como ludiones idiotas, se disipaba en la media luz dramática del atardecer. Se elevaban frente a ella con relativa lentitud; pero la Patri, por experiencias anteriores, tenía motivos para suponer que esa lentitud estaba colmada de diversas e innumerables velocidades extramundanas. Lo que a ella le parecía casi tan lento como el transcurso de una aguja del reloj, podía ser, desde la distancia adecuada, algo más que una velocidad simplemente alta: podía ser el flujo mismo de la luz o de la visión.”

 

De Los fantasmas, César Aira, Grupo Editor Latinoamericano, 1990

 

 

Anuncios

~ por juannicho en junio 14, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: