Las máquinas de amar de Pilar Pedraza

    

   “Hay una fantasía flotando, tenaz, en nuestra cultura desde hace siglos: la de que el hombre creó a la mujer. Y otra aún más osada, que procede de ella: la de que el hombre produce criaturas femeninas más hermosas y mejores que las mujeres, con las que puede sustituir a éstas con ventaja para lo bueno y para lo malo, para el amor sublime y para la paliza mortal. Esta última falacia es muy persistente. (…)

   El arte mismo, tras cometer diversos pecados originales contra la mitad de la humanidad, ha desvelado sus propias trampas y enseñado las cartas, quizá no del todo cínicamente, advirtiendo qué se oculta detrás de la creación de Galatea y cuántos peligros encierra prendarse de unos ojos sin mirada.

   Reconforta comprobar una y otra vez lo importantes que son las lecciones de los grandes maestros para entender el mundo y las evoluciones de la historia, y cómo lo que dice Ovidio de Pigmalión es recogido, ensanchado y vuelto a poner en circulación por Bernard Shaw en clave moderna y progresista, y luego se ahonda tremendamente en manos de Fellini para después caer de nuevo en lo de siempre y aún más abajo. Y al final tenemos a Galatea muerta flotando en el agua sucia, o convertida en terrorista del Estado, y lo entendemos, y tomamos buena nota, gracias a que se nos indica con el dedo del arte, porque sólo un clavo saca a otro, y sólo el arte es buen hilo conductor en medio del laberinto, del inmenso artificio con que la cultura protege la falacia que mencionamos al principio. Por eso pensamos que el arte no sólo sirve para el goce sino para no perderse.

Pilar Pedraza

   Las criaturas fatales inventadas por la cultura tiene poco que ver con las mujeres, pero lo poco en este caso es mucho, porque, si al huir de ellas, uno construye una muñeca como sustituta y elemento disuasivo, algo habrá que decir al respecto, y eso es lo que nos proponemos. Sin embargo, en este libro no diremos que la muñeca o el autómata femenino sea una metáfora de la condición de la mujer. No nos interesa esa clase de simplificaciones. La autómata no es una caricatura de la mujer real, sino una imagen ideal de la feminidad, que, en las fantasías extremas y en los mitos, crea el hombre para su propio disfrute.  (…)

   (…) la muñeca, la autómata y la replicante son criaturas fantásticas femeninas, como las Sirenas, las Esfinges, las Arpías, y no el retrato deformado o embellecido de la mujer real. Pertenecen al mundo del deseo y de la imaginación, es decir, al del arte. Incluso en el caso de Tolstoi fantaseando sobre la conversión de su esposa en muñeca de porcelana, o en el de Ramón Gómez de la Serna haciendo suspirar al Incongruente por una mujer de cera, no estamos en el mundo de los hombres y las mujeres sino en el de los artistas que tienen que vérselas con su muñeca interior y contarlo luego.

   Del mismo modo, cuando el sol negro de la melancolía hace desear el frío y la inmovilidad, se contempla a la muerta pintada o a la estatua o al maniquí de cera, lo cual nada tiene que ver o muy poco con la necrofilia del loco perdido que viola compulsivamente cadáveres y se come sus hígados sin sentir el menor placer intelectual o artístico. Las muñecas rotas, maltratadas, pisoteadas, acuchilladas, mordidas y luego, por si fuera poco, fotografiadas, enmarcadas e inauguradas con canapés, no mandan al artista a la cárcel, porque, obviamente, ni la palabra perro muerde ni el maniquí deja de ser un fantasma. Pero hay que estudiar los fantasmas para entender por qué estamos siempre tan asustados.”

De Máquinas de Amar. Secretos del Cuerpo Artificial, Pilar Pedraza, Ed. Valdemar, 1998

 

“Pigmalión y Galatea”, Giullio Bargellini

 

 

Anuncios

~ por juannicho en noviembre 3, 2012.

2 comentarios to “Las máquinas de amar de Pilar Pedraza”

  1. Tengo tantas ganas de leer este libro, pero no lo encuentro y vivo en Estados Unidos.

    • Hola José María! Mira, este libro, según tengo noticia, está agotado y no está prevista su reedición. Te recomiendo que cada cierto tiempo lo busques en iberlibro.com porque de vez en cuando alguna librería se hace con un ejemplar de segunda mano. Al menos esto es lo que hice yo. Suerte y un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: