Agencia de juguetes rotos (Linda Lê y su prosa crepuscular)

 

  “(…) cada detalle de la decadencia de Nino el ídolo me regocija dice Mortesaison ella ve en esa decadencia la razón de ser de la agencia Maya la agencia filantrópica donde está empleada Mortesaison la agencia Maya esconde bajo un velo de ilusiones los fracasos las malas rachas las caídas los trompazos las pérdidas de influencia las reputaciones destrozadas la agencia Maya se encarga en los periodos de deflación narcisista de poner en circulación fondos de vanidad falsos recortes de prensa artículos amañados por sus escribas que previo abono anual hacen llegar a las celebridades de antaño a los escritores olvidados a los políticos sin mandato las divas sin caché los actores retirados los cantantes que han zozobrado en la categoría mano de obra decrépita a todos esos náufragos de la celebridad los escribas de la agencia Maya les administran calmantes en forma de artículos informes sondeos de opinión apoyo de simpatizantes quejas de los ciudadanos cartas de admiradores ecos de lo que fueran las celebridades de antaño de lo que ya no son sino en los cerebros perversos de los escribas de la agencia Maya cuyos sótanos de la calle del Escaldado albergan los archivos de la gloria fantasma el gran libro de los astros ponientes la enciclopedia de las engañifas el registro de las consolaciones que los escribas de la agencia Maya actualizan día a día la caja negra del amor propio que los escribas de la agencia Maya nunca olvidan reflotar el incensario que los escribas de la agencia Maya manejan con agilidad para que los tufos de la amargura apesten menos la atmósfera Mortesaison como todos los empleados de la agencia Maya purga la tierra de sus rencores siembra simientes de quimera promete jardines de rosas pero a diferencia de los otros escribas que se ocupan de cualquier advenedizo de la decadencia Mortesaison sólo acoge bajo su ala protectora a actores  encamados a perpetuidad que desde lo más profundo de sus lechos aúllan sus papeles de jóvenes galanes a Mortesaison sólo le gustan los ídolos seniles que ocupan su habitación del asilo como un pequeño museo personal Mortesaison sólo tiene oídos para los que chochean para los que babean de admiración ante el recuerdo de sus glorias pasadas Mortesaison apuntala ruinas desentierra fósiles y los colma de honores a unos les atribuye la Medalla a la Resistencia a otros el Premio al Vejestorio Superdotado Mortesaison reparte migajas de consolación y las torcaces decrépitas se precipitan hacia ella se le posan en los brazos en la frente en los cabellos las volátiles desplumadas comen de su mano Mortesaison las engorda las ceba de vanidad les acaricia el plumaje y le devuelve su antiguo lustre Mortesaison es la providencia de los centenarios”

De Los dichos de un idiota, Linda Lê, Ed. Akal, 2006

Linda Lê (1963)

Anuncios

~ por juannicho en noviembre 4, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: